Qué no te den gato por liebre en tu reforma, confía en los verdaderos profesionales

Cuando nos planteamos hacer una reforma en nuestra casa en lo último en lo que pensamos es  que  nos puedan estafar. pero a mucha gente le ha pasado que, por buscar reformas baratas en la comunidad de Madrid han terminado sin reforma y pagándolo muy caro.

Desgraciadamente muchas comisarías de Madrid se han llenado con quejas de este tipo, gente que pensando que se podían ahorrar unos cuantos euros se ha visto con una reforma mal hecha, a medias o directamente se han visto sin ella.

¿Por qué pasa esto?

Desde siempre han existido personas que se han aprovechado del desconocimiento de otras acerca de cuestiones relacionadas con el trabajo. Desde engañar en la edad de reses de cría, a falsificar los kilómetros de un automóvil, la picaresca está en nuestra sangre.

Mucha gente, pensando que contratar empresas de profesionales dedicadas a las reformas en Madrid les saldría más caro  han optado por particulares, “manitas” o empresas de dudosa procedencia ofreciendo presupuestos irrisorios.

En muchos casos nos podremos encontrar con los siguientes problemas:

1. Que se trate de una estafa y que ni siquiera aparezcan para la reforma. Con el auge de las tecnologías hay muchos estafadores que han usado internet como escondite. Estos particulares o empresas piden por adelantado y sin firmar nada una cantidad de dinero para realizar la reforma. Una vez se haya hecho la transferencia o se la hayamos dado en mano a algún desconocido la persona o la empresa no aparecen más, el teléfono se da de baja y no encontramos un domicilio personal o fiscal dónde reclamar.

2. La reforma nos la hace un no profesional. Los “manitas” han sido uno de los empleos más viejos de la  historia pero nos arriesgamos a que nuestra reforma se pueda convertir en un auténtico caos. Contratar a alguien para una reforma en nuestro hogar que no sea alguien especializado puede provocar desde accidentes (que no use las medidas  de seguridad adecuadas), errores como picar una pared por donde pasa una tubería y dañarla o que el resultado final no sea el que esperemos.

3. Nos timen en calidad o tiempo. Normalmente nos tienen que dar un presupuesto en el que se detalle cuánto va a durar nuestra  reforma y qué materiales van a ser los que van a utilizar. Una de los timos más comunes es retrasar las obras alegando que la casa necesita una mayor reforma, por lo cual todas las horas que echen los obreros (aunque en realidad no estén haciendo nada)las tendremos que pagar si no queremos dejara casa patas arriba. O cambiar los materiales, elegir pinturas, cemento de calidades más altas para incluirlos dentro del presupuesto pero al hacer la obra sustituir estos por unos de menos calidad. Desgraciadamente de esto se enteran los  dueños de la casa cuando surgen problemas o al hacer otra reforma y ya no tiene remedio, les han dado gato por liebre.

¿Qué podemos hacer nosotros para evitar que nos timen?

1. Elige correctamente al  equipo de profesionales,  podremos contactar por separado con diferentes profesionales (electricistas, fontanero…) o encargarlo todo a una empresa de reformas. Entérate de que la empresa esté correctamente declarada (que tenga domicilio fiscal, teléfonos de contactos, NIF y un seguro de responsabilidad civil). Habla con diferentes empresas y baraja presupuestos, todos deben estar en torno a una media, desconfía de presupuestos excesivamente bajos.

2. Define antes proyecto y materiales. Tienes que pedir un documento en el que se desglosen detalladamente todo el proceso y los materiales junto con los precios que se van a usar. Todo lo que esté fuera de este no valdrá.

3. Especifica responsabilidades y garantías, pide todo esto por escrito. Ya que si el  autónomo o la empresa no tienen seguro y se da un accidente te va a tocar a ti pagarlo. Además normalmente para hacer reformas necesitamos licencias, pregunta si te toca a ti pedirla solo  hace laempresa en tu nombre.

4. Deja todo bien atado por escrito. Pide presupuesto de materiales, de obra, el presupuesto final con el  IVA, una copia de este y la factura una vez acordado. Existen muchas empresas de reformas baratas en Madrid, sabemos que esto igual lleva un poco más de tiempo pero a la larga  nos aseguramos que nuestra reforma nos haya  salido barata de verdad y no un timo.