Buenas prácticas medioambientales para tu empresa

Cada vez son más las empresas que se responsabilizan del medioambiente y que ofrecen un curso de gestion de residuos a sus empleados. Esto es así porque cada vez se tiene más conciencia de que las empresas son un factor muy importante a la hora de hablar de sostenibilidad del planeta.

Las empresas son uno de los agentes que más consume recursos naturales debido a sus procesos de producción. Es lógico pensar por ello, siguiendo esta lógica, que también son quienes generan más residuos.

Por eso es tan importante crear una política del medio ambiente basada en el ecologismo y el cuidado de los recursos de la Tierra.

Es muy importante adoctrinar a todos los empleados de la empresa a reducir sus consumos y por ello, contribuir a una mejor gestión de los residuos que se generan dentro de ella.

En este artículo vamos a hacer una lista de las 7 prácticas medioambientales que se deben llevar a cabo para empezar a tomar conciencia de este proceso. Con ellas reduciremos el impacto de las empresas en el planeta.

Se trata de tareas sencillas, pero que precisan de un cambio en la mentalidad de las personas y en los hábitos de consumo de la organización.

1-Optimizar el consumo del agua

Es muy importante cuidar este recurso natural instalando dispositivos que regulan la salida de agua de los grifos, limitan la presión o establecen sistemas de riego más eficientes.

También será de suma importancia cerrar los grifos para no gastar cantidades de agua innecesarias, así como contar con un buen mantenimiento de las instalaciones y controlar las posibles fugas.

Estas son algunas de las medidas que harán disminuir el consumo de agua dentro de la propia empresa. De igual manera son medidas que podemos aplicar al consumo en los hogares.

2-Controlar el consumo de luz

Esto lo podemos conseguir si encendemos la luz solo cuando sea realmente necesario. Existen zonas de la empresa que debido a su naturaleza no necesitan tener encendida la luz siempre.

Además, está demostrado que en múltiples casos nos olvidamos de apagar la luz al salir de un despacho o del almacén de la empresa.

En este caso, es imprescindible aprovechar toda la luz natural que sea posible. Una medida óptima es utilizar bombillas LED de bajo consumo. Esto reducirá drásticamente el consumo energético de la empresa.

3-El ruido afecta al medio ambiente

¿No lo habías pensado? Es importante reducir el ruido. La contaminación acústica puede reducirse a través de la instalación de un buen sistema de aislamiento. Así reduciremos el ruido que se genera.

4-Deposita los residuos en los lugares adecuados

De esta manera se facilita el reciclaje. Con un curso de gestion de residuos como el de Cesi Iberia, harás que tus empleados se formen en esta materia y todo el equipo contribuya al sostenimiento del planeta.

Para ello es necesario apostar por una buena estrategia de gestión de residuos por parte del equipo directivo de la empresa.